Jimenez a punto de Desaparecer

Por Gustavo Cabullo.- Fotografia de Ramiro Escobar.-Para quienes visitan esta comunidad, enclavada en el sureste del estado, resultaría una broma de mal gusto un letrero que anuncia las aguas del Rió Florido, en un predio desértico, amplio, que a lo largo del tiempo se ha convertido en un cementerio de ganado y animales domésticos.

Leopoldo Acosta Cano de los Ríos, Secretario Municipal de este Ayuntamiento, expone que el cauce se seco hace 20 años, pero que su extinción no fue por causas naturales, Acusa que “es porque ya tiene muchos levantes, la mayoría clandestinos. El agua subálvea la desvían y riegan tierras agrícolas sin permiso. Ahí esta lo que causo que se secara el Rió Florido (por lo menos en una importante sección de este poblado)”.

Agrada que en suciedad, famosa por sus nogaleras, también existe la sobre explotación de pozos, lo que ha generado que el agua se contamine de arsénico.

Estos, como otros tantos problemas aunados a la escasez del vital líquido, mantienen al pueblo inmerso en una crisis generalizada.

El Presidente Municipal de Jiménez, ingeniero Marcos Chávez, argumenta que aquí el principal eje temático es y seguirá siendo el agua. “Tanto”, asegura, que ha contemplado apostarle “integro” el presupuesto a la solución de este rezago.

Menciona que estas desavenencias han repercutido seriamente en cinco rubros importantes: ecología, salud, economía, seguridad y, por default, en la cotidianidad de los jimenenses.

Prueba de ello, estriba en que el horario en que las zonas centrales se quedan sin presión de agua potable, es de las 06:00 a las 20:00  horas.

Sus mas de 40 mil habitantes ya están acostumbrados a que en varias colonias al amanecer “no sale ni una gota” por la falta de presión, por lo que cambiaron sus hábitos. El edil de este paraje conoce bien este fenómeno, pues lo ha vivido encarne propia.

“La situaciones grave, en mi casa yo no tengo cisterna, a las 11 de la noche uno se baña muy a gusto, con la regadera, hasta las 05:00 de la mañana y de ahí en adelante ya tienes que llenar tu botecito de 20 litros. A veces sale un chorrito, la quitas la regadera y te bañas pegadito a la pared. Así han sido los últimos 15 años.

En tiempo de frió sale un poco mas de agua”, refiere.

Dice que una de las áreas mas afectadas es la Zona Centro, donde colonias completas se quedan sin agua o falta presión. “A veces ni al tinaco sube”, se queja la gente.

La maestra Araceli Romero, de a escuela primaria Mariano Jiménez 2192, expone que el desbasto de agua potable hizo que su familia adoptara ciertos hábitos que ha ido conservando en los últimos años.

Su hogar esta cercado por galones de agua que empieza a juntar a partir de las 23:00 horas, esta ubicado en la colonia Moderna, también en el primer cuadro de la ciudad y argumenta que aunque “hoy es menos la escasez que hace tres años”, la costumbre siguió por temor a que vuelva a sorprenderos el cambio. Seguimos bañándonos a cubetazos, el agua que usamos para enjuagar los trastes la guardamos para lavar los patios, regar o trapear”.

Jiménez posee un clima extremo. En invierno baja la temperatura hasta los -20º C y en verano alcanza los 45º C. Pese a ello, aquí se paga la tarifa eléctrica 1ª (la mas costosa), siendo que municipios aldeanos como Parral, Camargo y Delicia gozan de la 1B. Como ejemplo, en Parral el propietario de una vivienda de tres recamaras contres televisiones, refrigerador, baño, cochera eléctrica e hidromatico APRA la bomba de agua paga 500 pesos por recibo. Por lo mismo, los jimenenses llegan a desembolsar el doble, o hasta más.

Recientemente, la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) elaboro un estudio que determino que Jiménez es candidata a la tarifa 1B o 1 C, pero ahí quedo el proyecto, en legajos, desaprueba el alcalde.

Ante la inacción, Marcos Chávez se ha reunido con representantes de Gobernación, Comisión Nacional de Agua y Saneamiento (JCAS), la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Comisión Federal de Electricidad (CFE), Desarrollo Urbano, ecología “y hasta ahora, nada”.

En torno a la economía, Leopoldo Acosta Cano de los Ríos, secretario municipal de este ayuntamiento recalca que la escasez de agua no solo ha repercutido en la agricultura, sino también en la falta de inversión, en la industria y por consecuencia en el empleo.

Destaca que el agua del Rió Florido, a nivel freatico, los alises tácticos, que es donde esta el manto sin bombear ya fue allanado. Hace 20 años se bombeaban cinco meros y se extraían seis pulgadas de agua. En la actualidad, se perfora de 150 a 200 metros y “con suerte” se logran sacar seis pulgadas del vital liquido, aunque con un toque de arsénico.

“En repercusión, agricultores del sector social (ejidos) que en su momento tenían para trabajar su pozo de 100 meros, ya no tienen agua porque se fue mas para bajo y ya no se tuvo para perforar. Y es que, para perforar 250 metros hoy día metiéndole equipo. Ademe, bomba y lo necesario para hacer llegar la electricidad, cuesta 2 millones de pesos (mdp) aproximadamente”. Discurre el funcionario.

Por tal motivo, se dice que el sector agrícola “trono”, porque no tuvo para perforar mas abajo y vendió sus propiedades a los terratenientes, a los grandes agricultores y al final pasaron a ser empleados de sus propias ranchos.

Casiano Moreira, presidente de la Cámara e Comercio de Jiménez e integrante del grupo “Todo por Jiménez” evidencia “la falta de inversión en el pueblo”.Arguye que la tasa de crecimiento en siete años ha sido del cero por ciento.

Los motivos los cuenta con los dedos de su mano izquierda: “por la nula calidad del agua, por la falta del agua y porque no hay presión en el agua”.

Asegura que el principal cerrojo es la calidad del vital líquido que sale de las tuberías.

“Es pésima”. Critica. “Esta contaminada con metales pesados y es el motivo por el que ya no vienen maquilas. A la industria le afecto mucho, a sus maquinas, porque para liberarlas del sarro, del salitre resultaba costosos. Son aguas duras y mientras mas abajo la saques, llega con mas metales pesados”.

Wrangler, una de las dos maquilas que sobreviven aquí estuvo a punto de decir adiós, pero fue rescatada, gracias al ayuntamiento que por abastecerla, sacrito la mayoría de sus áreas verdes.

“No les llegaba el nivel de agua y les tuvimos que surtir 2 años en pipa”, afirma Leopoldo Acosta muestra unas fotografías desde su computadora. Reconoce que es la causa por la cual la mayoría de parques y camellones están desérticos. O surtian a la maquiladora para mantener los 600 empleos o alimentaban a la naturaleza, “una decisión de peso”.

Con respecto a la salud, las autoridades de Jiménez expone que al seguir con perforaciones, cada vez más profundas, los mantos freáticos se seguirán contaminando con aguas fósiles, con un alto contenido de arsénico.

A la fecha, aquí hay tres pozos que inyectan agua con este químico a la red que suministra a toda la ciudadanía, refieren las autoridades, una situación nada novedosa para los Jimemenses, pues diariamente los medios de comunicación, escuelas y trabajo lanzan una clara advertencia: “ No te arriesgues tomando agua de la llave, toma mejor agua purificada, de garrafón”.

“Es sabido que el agua con arsénico afecta al ser humano en su consumo, porque contamina la sangre”. Sentencia el Secretario Municipal. “Ahorita estamos valorando a ver cuantas enfermedades han sido generadas por esto”, tercia el presidente de Jiménez, Marcos Chávez.

A decir del sector salud, Jiménez esta por encima de la media nacional en casos de cáncer de mama y ocupa el tercer lugar de municipios en el estado con problemas de diabetes. Recientemente, aquí se registraron tres ataques al corazón y en El Porvenir se documentaron seis abortos continuos en el año.

Autoridades municipales han solicitado datos estadísticos al sector salud y hasta este día no han sido proporcionados, suponen que es para no alterar el orden en el municipio. “¿Será todo esto a causa del arsénico?, no sabemos, pero que nos demuestren lo contrario”, reta Cano de los Ríos.

Lo mismo sugiere Jessica Cervantes, “Me gustaría que llegaran a la verdad”, solicita esta madre soltera, quien sostiene entre sus brazos al pequeño José Damián, su hijo de ocho meses con macrocefalia.

“Los doctores me dicen que es un caso natural”, afirma dudosa. Sin embargo, hasta hoy no ha habido nadie que le explique fehacientemente las razones que originaron que Pepito arrastre el síndrome de Pierre Robin. Entrevistada en su modesta vivienda, en la Colonia Ladrillera, justo en la calle Acosta Rivera 712, esta madre primeriza, de 19 años, cuenta que esta confinada al cuidado de su vástago “hasta que Dios me lo permita”.

Médicamente hablando, se dice que son muy pocos los niños con este padecimiento, el cual se manifiesta por crecimientote cráneo (macrocefalia), quijada diminuta, hundimiento de paladar y ojos grandes con la apariencia de ser azules, acompañado de otros serios malestares.

Debido a la “rara” enfermedad que presento al nacer, fue trasladado de Jiménez al hospital infantil de Chihuahua, donde duro internado un mes con 10 días, Ya lo daban por muerto.

“Es el primer caso en la familia”, asegura la fémina. “Los doctores dicen que es un caso natural, porque lo metieron a genética para ver si fue un gen mío, o del papa, y nada”.

¿Qué sucedió entonces? Se le indaga “no se”, contesta y escarba entre sus pensamientos para luego vaticinar:”Será que no me atendieron a tiempo en el hospital de Jiménez, o por aquella vez que me detectaron una infección en el riñón y en el Seguro Popular me recetaron un medicamento que decía “no usar durante el embarazo o lactancia”, pero en aquel tiempo yo le pregunte a los doctores y me dijeron que no había problema, que las tomara”.

Con el ultrasonido aseguraron que “el producto venia bien. Pregunte por su corazón, su cabecita y me dijeron que estaba normal. Me cuide, tome ácido fólico, por eso ahora me pregunto que paso”.

Remitida al tema del agua contaminada, señala que no la consume desde que le advirtieron que tenía bacterias y un alto contenido de cloro. Sin embargo la sigue empleando para cocinar.

“Me gustaría que llegaran a la verdad. Si me dicen que fue por el agua (la enfermedad del bebe), haría lo posible para que la revisara, que cambiaran el lugar de donde proviene, que la examinara. Incluso el filtro tampoco ayuda mucho porque me he topado en casas que dicen que no sirve, nomás le quita las basuras el agua, pero no sale purificada”, reprueba.

Expone que en su casa el agua de la llave sale sucia, opaca.

¿Crees que los contaminantes del agua potable causaron que tu hijo naciera enfermo?, se le insiste. “No lo descarto, porque el papa tampoco tiene familiares con esto”, responde.

Mientras, el vía crucis. Al año le van ha poner a Pepito un paladar provisional antes de reconstruírselo, porque ahora esta en espera de que le ubiquen “ventiladores” en los oídos para que drene liquido porque, debió al problema de su paladar, produce mas cerilla y se le acumula. Es alimentado con jeringa, Su progenitora cuenta que el nene duerme inclinado, le pone almohadas y lo tiene que estar vigilando las 24 horas porque tiene reflujo y, al estar acostado, la leche toca loas ácidos y existe el peligro de ahogarse.

Los especialistas pronostican algo desalentador. Sostienen que José Damián batallara para hablar y para caminar. Su úvula (campanilla) crece cada día y se le tiene que estar reconstruyendo. Y lo que es peor, auguran que requerirá de operaciones hasta que cumpla los 21 años.

Mientras, la madre celebra que Pepito aprendió a respirar y a sentarse por si solo.” Los doctores a veces se equivocan”, dice resignada.

Hoy por hoy Jessica esta entregada a los cuidados que requiere el niño, quien se mantuvo expectativo durante la entrevista. “Vivo para cuidar a mijo, ni estudio, ni trabajo. A veces ni me baño”, de su padre, repara que tras el nacimiento del menor surgieron los problemas “a veces viene a verlo, es mesero de un restaurante”, remata esta madre solera.

Bajo la misma tesitura esta Albino Sucedo, cuya hija, de dos años, padece horocefalia. El vive en la Calle Felipe Ángeles 498, en la colonia Ampliaron PRI, una de las zonas mas marginadas de Jiménez, sonde la gente no tiene para comprar garrafones de agua purificada, por lo que esta a la postre de lo que alcanza a salir de la llave.

Cuando este medio busco a Sucedo, el hombre se encontraba en el Hospital Infantil de Chihuahua, donde, según vecinos, asiste con frecuencia. Y es que, su pequeña también enfrenta graves problemas de salud. Ahora esta canalizada de la cabeza al estomago para estar drenando, informo el doctor Salvador Mendoza.

En estos dos casos, el secretario del Ayuntamiento vuelve a marcar la pauta: “no podemos decir que son a consecuencia, al 100 por ciento, del arsénico en el agua, pero que alguien nos demuestre lo contrario… En todo este tiempo, las autoridades han querido minimizar el problema, de ello nadie quiere hablar”.

“Cuando se enteraron de estos casos fueron al Centro de Salud (trabajadores de la Junta Central) y nos dijeron: “no lo publiques”. Se movilizo Gobierno del Estado y dijo: “no saques eso a la luz, nosotros lo vamos a atender”, pero hasta hora, nada”, secunda Casiano Moreira, presidente de la Cámara de Comercio de Jiménez. Y cierra de tajo: “si no se toman medidas drásticas, Jiménez puede desaparecer. Si las autoridades no hacen lo que les corresponde, esto se vuelve un caos”.

En relación a los casos médicos, registrados en la Zona y áreas circunvecinas de Jiménez, Víctor Hugo Maldonado, jefe del Departamento de Calidad del Agua de la JCAS; reitera que “no hay nada registrado médicamente atribuido al agua contaminada con arsénico”.

“Afloramientos en la piel, excoriaciones, no hay… el arsénico contamina la sangre cuando existe ingesta de bastante tiempo, y causa heridas severas en la piel, manos”, expone.

Y se remite al caso suscitado en la población de Casita, muy cerca de la Capital, donde hace 10 años se detecto un brote a causa del agua infestada con arsénico; su contenido era de 1.2 puntos por millón. “Allí, si se demostró que había varias personas que sufrieron de este problema. Ahora son puras especulaciones”, reprueba y agrega que la solución fue hacer otra perforación.

Sin embargo, el “caos” del que habla Casiano Moreira parece que ya llego, por lo menos ene. Ejido el Águila, a unos 25 minutos de la mancha urbana de Jiménez, por la carretera libre a Camargo.

Circundada por unos 180 habitantes, esta comunidad ha cobrado fama internacional, no por sus logros, no por su gente, sino por contar con el pozo, actualmente el más contaminado de arsénico del hemisferio, revela el alcalde de Jiménez, con pruebas en mano.

Marcos Chávez expone que de .015 puntos por millón de contenido de arsénico que admite la Norma Oficial Mexicana, el pozo de El Águila concentra el .104 cuatro veces más.

Afortunadamente, la mayoría de sus pobladores han dejado de tomar agua de la llave, ya que ahora se abastecen de modulo (de osmosis inversa) construido recientemente por la JCAS.

“Cuesta tres pesos llenar el garrafón”. Advierte la maestra de primaria Delfina Morales, quien tiene la autoridad para abrir y cerrar este modulo. “Lo abrimos de cinco a seis de la tarde, cada tercer día”, asesta la fémina, a quien durante un recorrido los vecinos la vieron abrir este espacio y pronto se aglutinaron contres pesos en el bolsillo.

“Es que hace mucho calor”, dice uno de los presentes, cuyo comentario pasa desapercibido.

“No crea, muchos si se llevan bastantitos, sus tres o cuatro garrafones”, refiere la encargada.

Un hombre que se disputaba para darle mantenimiento a este particular, detalla que solo el 30 por ciento del agua alcanza a purificarse, la demás se desaprovecha. A marchas forzadas, el lugareño ha aprendido acerca del mecanismo de esta planta de osmosis inversa, pues la JCAS fue tajante desde su llegada: “Aquí tienen su modulo, ahora ustedes encargense de cuidarlo”.

Delfina Morales detalla que tuvieron que hacer ajustes con el personal delegado a supervisar, debido a que los otros” no le echaban ganas” y se fueron acumulando los desperfectos.

La mujer hace a un lado la terminología y reclama:”con lo recabado este bimestre (3 mil pesos, producto de los 3 pesos que cuesta llenar el garrafón), se va ha arreglar esto y aquello”.

Y continua: “estamos pidiendo a la JCAS que mande a una persona para que revise y le brinde el funcionamiento adecuado, hasta su estado físico porque ya hasta hay cuarteadoras. Y por otro lado, ya se cumplieron dos meses, ya nos toca cambiar los filtros, que son unos rodillos como de esponja que cuestan como mil 200 pesos”.

Algunos de los entrevistados muestran una dentadura amarillenta, con manchas, derivado el problema del agua contaminada, confiesan.

Para llegar a El Águila, se atravesó por la comunidad de Torreoncitos, de unos 600 habitantes, que también surten de agua a la comunidad El Molino –amurallada por grandes nogaleras- cuyo pozo también sobrepasa la norma oficial con .036 puntos por millón en nivel de arsénico.

En lo relativo, Víctor Hugo Maldonado, jefe del Departamento de Calidad del Agua de la JCAS admite la existencia de fluor, fierro y arsénico en el agua.

Justifica que es un problema que no es privativo de Chihuahua, ni de Jiménez, ya que se genera desde el centro del país y llega hasta el sur de Estados Unidos.

Su respuesta es sencilla. “Es el subsuelo que existe”. Ante ello, asegura que Chihuahua ha invertido bastante en solucionar este problema ¿Cómo? “al igual que se soluciono en Casita, creando plantas de osmosis inversa”, sentencia.

El estado cuenta con 312 de estos módulos ubicados en 274 poblaciones, en 46 municipios, a mayoría en la región central del estado como en Camargo, Meoqui, Saucillo y Jiménez (17). Víctor Hugo Maldonado, defiende que de estas plantas sale el 100 por ciento de agua purificada, que son las “mejores que se tienen en el mundo, que van a la vanguardia”.

Cuestionado en relación a lo que se dice del ejido El Águila, que cuenta con el pozo mas contaminado de arsénico que inyecta a la red, apunta que “no esta así”.

El dato que dan no es el real”. Sin embargo… “si existió en un principio, por eso les pusimos la planta desde hace mucho tiempo. Pero se les subió el nivel, se dejo de extraer las cantidades que se extraían. De hecho, Jiménez ahorita de lo que tenia en años pasados como problema se ha solucionado en gran pare, se saco menos a los pozos contaminados. Si hay fuera de norma pero es el 16 por ciento del agua que se conecta a las redes y estamos trabajando en la solución”.

En respuesta a las personas que le dan mantenimiento a la planta de osmosis inversa y el dinero que se cobra, apunta que es permitido, que la población tiene que llevar una bitácora en la que “tienen” la obligación de estar reportando todo puntualmente. El dinero que se cobra, es por costos de recuperación.

Menciona que el agua que sale de estas plantas, principalmente en las que existe sospecha de contaminación, se llevan muestras a estudiar al laboratorio de Química de la Uach, y que en el procedimiento también intervienen Ingeniería Civil y el Servicio Geológico Mexicano.

“Pero no por mucho tiempo”, añade el jefe del Departamento de Calidad desagua de la JCAS Víctor Hugo Maldonado, pues anuncia que para noviembre quedara equipado el laboratorio, ubicado en Teofilo Borunda Norte y Tercera. Desconoce por que no se tuvo antes este laboratorio, pero se jacta de que el nuevo edificio contara con unos espectrofotómetros que en 30 segundos detecta hasta 77 elementos.

La hora del recreo. Es tiempo de descansar y los infantes corren a la pila a mojarse, ya les pego el calor del medio día. Es la escuela primaria Mariano Jiménez 2192, localizada entre la calle calzada Juárez e Independencia, en la Zona Centro de Jiménez, que aglutina a 314 alumnos.

Aunque las autoridades del plantel advierten que el pozo que surte a este sector solo tiene .025 por ciento de arsénico, procuran mantener la alerta entre los escolapios. No obstante, el subdirector Raúl Ramírez Gutiérrez subraya que los alumnos, “al fin niños”, desdeñan cualquier indicación y toman del agua de la llave que proviene de una pila que hay a falta de la reparación de unos bebederos inservibles y mohosos. “Y vuelven a tomar de la pila cuando se acaba el garrafón que hay en cada uno de los salones”. Agrega el maestro.

El educador notifica que para tener agua en cada uno de los 13 salones se le pide a los paterfamilias una cuota de un peso por semana para garrafones de 12 pesos y que el consumo es de cinco por grupo, de manera que el costo semanal es de $ 780 pesos; 3 mil 120 al mes en gastos por consumo de agua purificada.

Es el costo de vivir en salones sin aire acondicionado, mucho menos refrigeración. La única entrada de aire es por la puerta, ventanas y ventiladores donados por los padres de familia.

“Por eso los niños salen mucho a la pila a mojarse la cara, y es cuando aprovechan para tomar agua”, repara el docente. A esto último atribuyen el surgimiento de enfermedades gastrointestinales, un mal frecuente, por lo menos en este plantel, sostiene la maestra de primer grado Araceli Moreno. “De perdido una vez por semana llamamos a una mama porque a su hijo le dolió el estomaguito”, revela.

Sostiene que hay ocasiones en que batallan para que les surtan garrafones, por lo que toman agua de la pila, lamenta Ramírez Gutiérrez, quien también da clases a 22 alumnos de sexto grado.

Otro de los problemas son los sanitarios, ya que para mantenerlos limpios utilizan botes de agua que sustraen de la concurrida pila.

El Subdirector tiene 15 años trabajando en la Mariano Jiménez 2191. Dice que la practica de garrafones apenas tiene dos años y que surgió a raíz del desbasto de agua potable.

Se le pregunta si la JCAS ha tenido un acercamiento para remediar el inconveniente, a lo que el docente subraya que no “La compramos a una compañía que se llama Ervi, y la otra no recuero su nombre, pero llegan hasta aquí para surtirnos”.

Ante ello Víctor Hugo Maldonado, de la JCAS, refiere que en las escuelas sucede lo que en algunos poblados, donde “por tradición” no toman agua purificada, no acuden a llenar garrafones a las plantas de osmosis inversa “porque el lugar les queda a dos o tres cuadras de distancia”.

En el caso de esta escuela, expone que el pozo 6 –en el que se inyecta agua contaminada de arsénico- “queda retiradito”. No obstante, indica que la mayoría del agua ya llega mezclada con metales, pero que esta dentro de la norma”.

Por consiguiente, enfatiza que el agua que toman los niños debe estar preparada para consumo humano, dentro de la regla.

Entramado de quejas, omisiones y complicidades. Marcos Chávez, presidente de Jiménez, conocido a José Luis Luego Tamargo, director general de la Comisión Nacional del agua (Conagua) en marzo, cuando aprovecho para explicarle la situación. “Se le envió un análisis, legajos del expediente que esta en poder de la Presidencia municipal, producto de 15 años de estudios sobre el desbasto de agua y mantos acuíferos”, expone el edil.

Por lo que Lugo Tamargo no ignora lo que sucede actualmente. Sabe que los escurrimientos menos voluminosos, producto de la temporada de lluvias, son los que también se están deteniendo día a día por medio de levantes clandestinos en la presa Pico de Águila y Arreola del Rió Primero.

Para muestra el municipio capturo imágenes durante un recorrido en el que asistió Presidencia, la Conagua, el grupo “Todo por Jiménez”, la JCAS y Desarrollo Rural de Gobierno del estado, resume Leopoldo Acosta Cano de los Ríos. “Se hizo del conocimiento a las autoridades sobre donde están los levantes que funcionan todo el año, unos sin autorización porque hay “rebombeos”, cercamos donde meten una bomba para sacar el agua sin permiso y con el uso de luz, ni siquiera con la concesión de la Comisión Federal de Electricidad”, apunta.

Detalla que la autorización para “agarrar agua” del Rió Florido es en base a un titulo de concesiones el que se determina el volumen a extraer. Cita el ejemplo de una concesión por 900 mil metros cúbicos en nueve horas y media diarias, “lo cual no se respeta”, la toma esta abierta día y noche y carece de medidor y de una compuerta automatizada “algo que no contemplo la famosa titulación”. Agrega que, tiempo atrás, la Conagua ubico geofisicamente las irregularidades, pero hasta hoy no ha hecho nada, solo estudios que nadie ha palpado. “Por justicia, debe arreglar este problema”, asesta el entrevistado.

Las palabras de Leopoldo Acosta son mayúsculas. Insiste en acatar los cálculos del procedimiento dr1, es decir, que el agua concesionada -0 que se le quiera incrementar su volumen- a las módulos de riego, debe considerar si es viable con su fuente de abastecimiento original (la Presa San Gabriel, de Durango, sobre el Rió Florido) y o se tome el agua subálvea (que escurre por el Rió Florido).

Otra anomalía se asoma al revisar el procedimiento dr1, pues una vez analizados y autorizados los volúmenes asignados a determinado modulo, en el incremento se llega a un punto donde la decisión se convierte en un asunto regional, cuyas cláusulas establecen que el procedimiento debe tomar. “no afectar” los tratados internacionales de aguas, ya que el agua del Rió Florido es afluente del Conchos y este del Bravo el cual esta en un tratado internacional de aguas.

Una mas es con respecto a las cuentas, las cuales se deben equilibrar. “Y eso si afecto, porque son escurrimientos que ya no le correspondían a un modulo, a un sistema de riego, y ahí están”, revela.
Anota que la Ley General de ecología y Protección al Medio Ambiente en sus artículos 88 y 89 estipula que los ríos deberán mantener sus caudales básicos. “Esto quiere decir que corra el agua, aunque poquita, pero que fluya”.

Agrego que s in titulo, o concesión otorgada viene a afectar el acuífero, debería ser cancelado.

“Consideramos que estos procedimientos no están sustentados, y como prueba, basta dar un recorrido por el Rió Florido, que es un cascaja, ya no hay álamos, no hay flora, no hay nada. Especies enemicas, donde están”, reclama. Se refiera también a la gente que esta bombeando agua del subsuelo –que, de acuerdo a la JCAS, ya han perforado hasta 300 meros, sin n control de la Conagua-. “Poner un orden. “No solo que se haga la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre”, sino en todos los que corrijan y los que usan demás agua subterránea también”. Hace énfasis a los “nogaleros”, así como a todos los agricultores de la región, exhorta un hombre que fue hasta el mes de Diciembre presidente de la Asociación de Nogaleros.

Al respecto, el alcalde de Jiménez, Marcos Chávez, refiere que de 35 mil habitantes, las nogaleras benefician a unas 200 personas, “pero. ¿Y los demás?… Atribuye actualmente se esta levantando un censo para determinar si los agricultores –en general- están haciendo mal uso de los pozos.

“Dicen que nosotros damos luz verde a los nogaleros para que hagan y deshagan, pero cuando quieren permisos para perforar tierras los emite Sagarpa (Secretaria de Agricultura Ganadería Desarrollo Rural Pesca y Alimentación). Para los cultivos también Sagarpa. Para las perforaciones: Conagua. Son entes con quienes podemos abrir el dialogo”, atribuye.

Y remata: “Si la Presidencia tiene que pagar para crear rondines para cuidar el agua, lo pagamos. Si se tiene que hacer mediciones volumétricas, pagamos. Hemos tocado todas las puertas, no queremos caer en conflictos, sino en la conciencia de los funcionarios y ciudadanos. En la economía de todos los municipio tiene que ver el agua, Los jóvenes de López., Coronado aquí trabajan, estudian o tienen a sus familias, por eso les digo: no les nieguen el agua a sus familias”.

Desalentador. En respuesta, Sergio Alonso Cano Fonseca, director de la Conagua a nivel Estado, emite un pronostico muy poco optimista para los problemas que encara Jiménez con respecto a la sobreexplotación de mantos acuíferos, desbasto de agua potable, cuencas y ríos, aguas residuales, etcétera, ya que dice que son temas planteados a nivel nacional, “a largo plazo”, que probablemente quedaran resueltos en 2030, como lo marca la “Agenda 2030”.

Con respecto a los levantes clandestinos, expone que son el resultado de que en el pasado se manipulaban las estrategias de una manera “desvinculada”. Señala que se están llevando estudios en el acuífero Jiménez-Camargo, para meterlo a un diagnostico integral y contar con un sistema de información geográfico de la región, aunque aclara que son costosos, unos 10 CDP.

Al cuestionarle si se respetan las concesiones, dice que “se ha estado cuidando que se respeten”.

¿Por qué no se han respetado? Se le insiste “La titulación a nivel nacional se dio desde los 90’s, y termina en 2012, anteriormente existían documentos que se tuvieron que convertir en títulos de concesión a partir de que nació la ley de aguas nacionales y se creo la Conagua.

Y acepta: “El acuífero Jiménez-Camargo tiene un déficit importante, ha sido estudiado desde el punto de vista hidrogeológico desde 1974 y demostraron desde entonces la situación de sobreexplotación de las aguas subterráneas. Así que el problema tiene muchos años, el saqueo de este acuífero se da por los pozos de aguas profundas y hay que tomar en cuenta que el estimado que hay de extracción en el acuífero es alrededor de 580 millones de meros cúbicos anuales, cuando la recarga promedio anual ronda los 400 mmc”, explica.

Admite que –según sus cálculos- hay una sobreexplotación de 100 millones de metros cúbicos para el riego de dicho distrito. Menciona que se esta trabajando en una estructura en Arreola para medir el volumen del agua. Apunta que con la tecnificación se espera que no siga creciendo la frontera agrícola, que el ahorro de agua se deje para descansar el acuífero.

Por otra parte, responsabiliza a la JCAS del desbasto de agua potable en Jiménez. “Tienen encomendado dotar de agua potable, alcantarillado y tratamiento de las aguas residuales pero ahí se requiere de la participación de la autoridad municipal, para evitar que la gente derroche el agua tanto en el ámbito agrícola como en el urbano”.

De los que se adjudican el agua del Rió Florido, sostiene que “hay que revisar la situación, porque si es por una derivada que tiene sus derechos, están atizando el agua conforme a lo que dicta una concesión”.

Aunque se han emitido denuncias de parte del municipio y –a decir de sus autoridades- han sido desdeñadas dicen que la Conagua actúa cuando le llega información de las autoridades locales.

¿Ha habido últimamente clausuras o sanciones en el Estado? Claro, de tomas que en principio no nos demostraron en base a que estuvieron extrayendo. Cuando no hay nada que ostente la extracción, se llega a la clausura de pozos o tomas de agua superficial.

Indica que cuando existe la denuncia, emitida por el municipio, se realiza una visita de inspección. “Pero eso se lleva tiempo, años” calcula.

Señala que una multa por saqueo sin contar con titulo de concesión ronda los 280 mis pesos. Algunos de los multados han sido nogaleros, aunque el funcionario no revela nombres.

De las costaleras que impiden el paso del Rió Florido (como un atentado a la naturaleza), sostiene que se ha estado actuando en base a las denuncias, que se han hecho visitas de inspección.

Sin embargo, el funcionario parece desconocer datos estratégicos. ¿Cuántas cláusulas se han registrado en Jiménez?, se le indaga. “No tengo el dato, lo que si es que estamos atendiendo todas las denuncias que se han ido dando” ¿Cuántas en el ultimo año? “No tengo esa información a la mano” ¿Cuales quejas son las mas recurrentes? Cano Fonseca responde en un tono muy disminuido: “lo que pasa es que tenemos denuncias de todo tipo, no nada mas de aguas superficiales, también de pozos donde alguien empieza a perforar, vamos y los clausuramos, de extracción ilegal de materiales de los cauces, hay denuncias de descargas de aguas residuales contaminando ríos que se atienden de manera permanente”.

Al preguntarle el nombre de los poblados que se adjudican el agua del Rió Florido, apunta que de memoria no tiene el dato. En tono a la posible violación de tratados internacionales pro levantes ilegales ene. Rió Florido, insiste en que si las extracciones se hacen con un titulo de concesión no están incurriendo en delitos. Tampoco menciona si hay un censo de concesiones o explotación de pozos que podría desenmascarar a quienes realizan esta practica.

Cano Fonseca también desconoce hasta cuantos metros están cavando para la sobreexplotación de pozos y porque la aparición de arsénico ene. Agua. “Estas acciones son cuestión de la JCAS”. No obstante, apunta que la Conagua no esta deslindada, ya que se esta trabajando con diversos programas en conjunto para el suministro de agua. Indica que para este rubro la JCAS esta contratando los servicios del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua o de la Uach (no recuerda instancia) para definir la mejor alternativa para el suministro de agua potable por toda la ciudad y el resto de poblaciones aledañas. Aun no hay fecha de inicio de este proyecto.

Proyectos, remedios y promesas. Hurgando entre las soluciones para satisfacer las necesidades de agua potable en el Sureste del Estado, se contempla un acueducto en la presa Pico de Águila, a cargo de Gobierno del Estado, que rondaría los 500 CDP, y beneficiaria ayuntamientos contiguos como López y Coronado, de 10 mil habitantes respectivamente.

Con ello, y dejando correr el agua del Rió Florido, y controlando la extracción a todos los agricultores, se determinarían las tres formas de recarga: vertical, horizontal y la que es por riego mismo. Esta primera, como resultado de la lluvia; la segunda por escurrimientos y finalmente la que, al regar el campo, llegaría al subsuelo para reutilizarla, refiere Acosta Cano de los ríos.

“Pero queremos resultados. Necesitamos alimentar los mantos acuíferos; los pozos que ya existen de agua potable y atender a ejidatarios que no tienen recursos para perforar profundo. Con que se regulen los levantes clandestinos, desvíos de agua en el cauce y les des lo que les pertenece (porque no se les quiere quitar el agua a nadie, ni a los productores, de Coronado o de López, somos vecinos, hasta familiares. Únicamente lo que se busca es que le den a cada uno lo que le pertenece), se daría un gran avance”.

¿Quién ha permitido todo esto?, se le indaga al Secretario del Ayuntamiento de Jiménez. “No culpamos tanto al usuario, sino a la autoridad que –hasta junio de este año- no ha hecho nada por frenar esta practica”, sintetiza. Se refiere a la Conagua, cuyo director general, José Luis Luego Tamargo, lo recibió a el y al grupo “Todo por Jiménez” el 9 de abril, en la Ciudad de México, para hablar de la situación.

Durante el encuentro se pacto:
• Instalar de forma inmediata módulos para quitar el arsénico en los pozos de agua potable contaminados.
• Buscar la tecnificación para el uso del agua agrícola con Gobierno del Estado y Conagua.
• Revisar la legalidad de la derivadota de Arreola y los demás puntos.
• Volver a hacer un recorrido para detectar principales anomalías
• Formar el Comité Técnico de Aguas subterráneas.
• Emitir un balance hidrológico para tomar decisiones.

“Nosotros, en la Administración del Ingeniero Banda (en 2002) elaboramos un estudio para revisar ese balance en forma conjunta con la Uach, JCAS y Conagua porque estamos conscientes de que aquí el tiempo es nuestro peor enemigo, cada día se pierde mas; contaminación, empleos, enfermedades, incluso vidas”, ratifica el funcionario.

… Pero cambian de presidentes, y a retomar el caso. “Cuantas vidas vale la negligencia, cuanto se justifica un niño con hidrocefalia, con macrocefalia, una muerte de cáncer. Ya no es un asunto de política, sino de autoridad”.

Comments

4 Responses to “Jimenez a punto de Desaparecer”
  1. jaime ramirez dice:

    Ya lo he propuesto, trasvasar el agua del rio florido a lugares como la laguna el gachupin, ademas de construir una presa entre viveros lucero y ejido nuevo zaragoza, como es posible que mejor en Salaices tengan su presa las camelias, y para pagar agua a EE.UU se tenga que sacar del estado de chihuahua, la presa pico de aguila es federal y no pertenece a ningun grupo en particular, otro lugar donde se puede construir una presa… es en la gran llanura aluvial del vado, quiten esos nogales (rancho san jose, santa barbara, etc.), lo que le sucede a jimenez es muy serio y las autoridades hacen como que no pasa nada

  2. tercote dice:

    Esa es la imagen que estamos dando a nivel estatal, JIMENEZ A PUNTO DE DESAPARECER, asi como van a llegar al menos una inversion. Todo esto del agua por no trabajar unidos y cada quien tiene sus `ropios intereses y nos vale madre los demas si o no.

  3. Tierra de Nadie dice:

    Segun eel estimado de un estudio hecho por CNA, de hace algunos 4 años…la tendencia ya era muy clara…el problema del agua en Jimenez era por demas, ya drastica…el estimado por parte de CNA era que, de aquel entonces a 10 años, el problema del agua seria terminantemente grave…creo que esto, aunado a la sequia, se nos esta adelantando algunos años, y pues yo lo siento por los del tule como dicen….digo..yo no tengo nogales, no tengo nada que perder,, pero aqui hay inversionies multimillonarias en nogaleras, que pienso, algo van a tener que hacer, porque si no, esas tremendas inversiones, se les van a secar….asi…secar…y el pueblo…pues el pueblo emigrara, digo, no vamos a estar viviendo sin agua, y la poca que hay, con arsenico..??….

  4. Yomero dice:

    Yo soy de los que piensan que la culpa la tienen…primero, el gobierno, por permitir todo esto, me imagino que su buena mochada les han de dar…y segundo, los grandes nogaleros, creadores de la mejor nuez del mundo, pero tambien, de las grandes alergias, y que el pueblo este cada vez mas seco…basta dar una vuelta por cualquier nogalera, y se vera muy verde, siempre con agua, pero alrededor, todo seco… Que triste, pero verdad este titulo…JIMENEZ, A PUNTO DE DESAPARECER!! Ojala ahora si el gobierno, y nosotros mismos exijamos ya una respuesta!!

Speak Your Mind

Tell us what you're thinking...
and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!